jueves, 11 de enero de 2018

Ideas

Imaginen esta situación.

Un líder de comunicación reúne a su gerente de comunicación con sus jefes de área y cada uno de ellos con el personal a cargo, para presentar el plan de trabajo.
Justo minutos antes de ir a la reunión, el gerente sale y dice en voz alta: “Ni modo tenemos que ir a soportar esas cosas”

Ya en la reunión, el líder de comunicación habla de los logros del año pasado, después presenta los proyectos que se van a trabajar en el presente año. Durante toda la presentación, el gerente y los jefes muestran desagrado a cada aspecto presentado; el resto del equipo solo escucha.
Al finalizar la presentación del plan de trabajo 2018, el líder pide que si alguien tiene algún comentario respecto a si falta algo por considerar o si existía una propuesta para mejorar algún punto.

Uno de los integrantes de una de las áreas sugirió que sería interesante armar una serie de trivias para saber si el personal recibe los mensajes, si realmente los está viendo y entendiendo; mencionó que además podrían funcionar para reforzar temas que se consideren importantes y que en una primera etapa se podría realizar una prueba piloto con una parte del público.

Antes de que terminara su participación, el gerente interrumpió y dijo que eso no era posible, los jefes de área aprobaron la intervención, el gerente dijo que eso sería mucho trabajo y que no existen los recursos humanos ni técnicos para realizar esa labor. Mientras eso pasaba, el gerente volteaba a ver al colaborador que había dado la idea, con coraje.

La respuesta del gerente, un no automático, dando el cómo no en lugar de… tal vez decir que sería cuestión de analizar el punto.

Por su parte, el líder, veía con gusto que alguien del equipo se había atrevido a dar una idea y mencionó: “Es una buena idea, hay que analizarla, posiblemente se pueda segmentar y sería de gran ayuda para medir la efectividad de los mensajes y medios”
Moraleja.

No hay nada más triste que tener en la parte media de la estructura de comunicación a personas que antes de analizar de manera racional las propuestas del personal, en automático las descalifican, y lo peor es que sea por falta de ganas de trabajar, por desconocimiento o simplemente porque el líder del área no les cae bien.

Pero lo más importante es que debemos motivar al personal a que participe y comparta sus ideas, el área de comunicación se alimenta de eso, de ideas.

martes, 5 de diciembre de 2017

Miedos

Extiendo mis brazos intentando tocar el sol
Abro mi mente buscando mis sueños
Cierro los ojos para esconder mis miedos
Camino, corro, hablo y callo.

Recuerdo vientos nobles
Hago frente a la tiranía
Oculto las palabras más fuertes
Refugio la rebeldía

Extiendo, abro, cierro
Me rebelo a seguir quieto
Me muevo hacía lo nuevo
Tomo mis miedos y los hago aliados
Y hoy salgo a volar.

viernes, 1 de septiembre de 2017

La historia de Marco (Cuarta entrega)

Las alas de Marco tardan en sanar, lleva tres intentos y no logra levantar el vuelo.

Se ha caído, se ha golpeado, pero en su mirada ya no hay miedo, sus ojos están fijos en su objetivo.

Es natural, sus piernas están entumecidas y sus alas mucho más, fueron muchos años en la jaula y cuando por fin la puerta se abrió, no salió de inmediato.

Tenía miedo dar un paso fuera, pero las palabras hirientes, los gestos groseros de aquel profesor lo hicieron avanzar.

Marco hoy tiene que volar, hoy sus pensamientos son libres, vuelve a crear; hoy sus ideas vuelan lejos de la jaula, sus palabras se levantan y sus sueños llegan otra vez.

Hoy Marco se lanzará…

miércoles, 30 de agosto de 2017

La historia de Marco (Tercera entrega)

Y sí, Marco decidió emprender el camino, lejos de todo lo conocido; aquellas palabras del profesor y de sus compañeros marcaron su destino, él no volvería a pisar jamás ese lugar.
Lo pensó bien, durante largas horas bajo la lluvia, las ideas rondaron su cabeza, se imaginó lejos, muy lejos, conociendo cosas nuevas; razonó que pasaría si él no regresaba y llegó a la conclusión de que nadie notaría su ausencia.
Hoy, mientras la lluvia cae con fuerza, Marco tomo su vieja mochila, guardo en ella dos pares de tenis; sus tenis de correr y sus tenis de básquet; metió su playera favorita, su pantalón de mezclilla y una camisa, la sudadera gris, un par de libros, una libreta y la inseparable pluma negra de punto fino; hoy Marco cargó  su mochila y salió a la calle.
Caminó entre las mojadas calles de su hasta ahora ciudad, se internó en la oscuridad alejándose de aquellos recuerdos que dejaban una doliente marca en su corazón.
Hoy Marco no está dispuesto a dejar de soñar, a dejar de volar, por eso, Marco se va.

La historia de Marco (Segunda entrega)

"Y si hoy, por arte de magia, un poder superior o simplemente porque sí, dejara de estar en "este lugar" estoy seguro que no pasaría nada, nadie me extrañaría y tal vez se sentirían mejor. Solo tal vez".

martes, 27 de junio de 2017

Señal de Tlaloc

Lluvia señal de que Tlaloc me escucha
Señal de que la tierra dará fruto
Señal de que los cambios vienen

Purifica mi alma
Purifica mis pensamientos
Purifica mis pasos

Tlaloc inunda con tu poder mis ideas
Refresca mi inteligencia
Calma el huracán de mis pensamientos

Agua del señor Tlaloc
Señal de que hay vida
Señal de.mi constante movimiento

miércoles, 15 de marzo de 2017

Like a...

Like a bird
I see the sky
I´ll be free

Like a snake
I’m moving quickly
I’m be secretive

Like a human
I have a dream
I’ll be free


lunes, 30 de enero de 2017

Hasta siempre

Las luces se apagaron, no hay dolor, ya no
Todo es más ligero, ya no me pesa el mundo

Todo está quieto.
A lo lejos, como en segundo plano, escucho las voces
Es la gente que me quiere.

¿Por qué están tristes? Yo estoy bien
Todo se ilumina, los veo desde arriba, ellos sufren;
No, no quiero irme, quiero volver, no quiero que sufran.

Siento la mano cálida y amorosa de tu abuelita.
Sí, es ella quien me abraza y ahora ella me dice todo está bien.

Escucho las voces tristes, siento sus corazones palpitantes
y algo me dice que todo estará bien, debo y quiero caminar,
subir y cuidarlos ahora desde allá.

La luz es cálida, es quietud, es paz.
Siento el amor de ustedes y de los que me esperan allá.
Hoy me despido y empiezo un nuevo camino.


Hasta siempre

miércoles, 25 de enero de 2017

No se acaba

Si alguien pierde las ganas de salir a correr, de nadar, de comer y de ir al cine... Es signo de que el mundo se acaba.

Y el anciano contestó. No, no es así, es solo el inicio de un nuevo camino.

- Si no quieres correr, camina o mejor aún, ¡Vuela!
- Si se te han quitado las ganas de nadar, respira al aire libre
- Si no se te antoja la comida que acostumbras, prueba algo nuevo
- Si no quieres ir al cine, asiste al teatro, observa a tu alrededor

El mundo no se acaba, es momento de Vivir.


Los jóvenes que rodeaban al anciano, suspiraron